Be here now

Grabación meta vino y porquería

Los hermanos Gallagher son sinónimo de discusiones y abuso de sustancias. Aún así, durante los primeros años de Oasis, su banda, lograron mantener un límite para el momento de crear música. Esto no sería así para la grabación de Be here now. Un breve repaso por la historia detrás del álbum que marcaría para siempre la trayectoria del grupo.

Tapa de Be here now

Por: Anita Cattorini

Si uno menciona a Oasis, se piensa en igual medida en toda la música que crearon y que es querida por millones, al mismo tiempo que se piensa en lo conflictivos que eran sus líderes con todo el mundo (incluido con ellos mismos). Sus primeros dos discos, Definitely maybe (1994) y (What’s the story) Morning glory? (1995), son considerados clásicos indiscutidos que solo fueron potenciados por la actitud rockstars de “no me importa nada, me voy a las piñas con cualquiera mientras me bajo una cerveza” de los hermanos Gallagher. Pero sus siguientes trabajos discográficos jamás alcanzaron los mismos niveles de éxito, tanto en ventas como crítica, y mucho menos respecto a impacto cultural. Si a alguien se le pide que nombre un álbum del grupo, probablemente no mencione alguno de los que sacaron durante los ‘00s. Y existe un motivo detrás de eso.

Octubre de 1996. Oasis era considerada una de las bandas más grandes del momento. Venían de tocar dos días seguidos en Knebworth House frente a un público de 250 mil personas en cada show. Los medios especializados estaban pendientes de ellos, tenían fama mundial, y en Inglaterra, su país natal, eran vistos como dioses. Sin embargo, los siempre presentes problemas entre los hermanos Gallagher solo habían empeorado. Para este punto, Noel había “dejado” el grupo un par de veces y Liam había faltado a varios recitales por falta de interés o para molestar a su hermano.

Oasis en el ’96

Frente a este panorama, la decisión más lógica hubiera sido tomarse un descanso de la banda para que las relaciones entre los miembros no se siguieran desgastando. Pero como todo era muy volátil, Noel había compuesto un demo con suficientes canciones para armar un disco y, a pesar del desinterés de los involucrados, las ganas de seguir ganando plata eran más fuerte, por lo que encerrarse en el estudio a grabar lo antes posible fue la elección final. 

Las sesiones se desarrollaron a los ponchazos. Todos estaban pasados de cocaína o metanfetamina; a Noel se le había metido en la cabeza que el álbum debía tener un sonido “colosal” por lo que lo llenó de capas de guitarras que tapaban al resto de los instrumentos; y nadie supervisaba a Liam mientras grababa vocales salvo el productor, a quién Noel no le dio mucha atención cuando le intentó decir que el material que tenían hasta el momento era flojo y no sonaba muy bien.

Los hermanos Gallagher en el ’97

Para sorpresa de nadie, el resultado fue un disco caótico y sobreproducido del que solo se rescataban un par de temas. Be here now salió en 1997 y terminó cortando en seco la relevancia de la banda, el frágil vínculo artístico entre los hermanos no volvió a ser el mismo y, aunque lo intentaron, jamás lograron crear algo a la altura de los álbumes que los hicieron famosos. Al día de hoy, con el grupo ya separado y los hermanos más peleados que nunca, sigue siendo un trabajo polémico: Noel lo odia y Liam lo defiende.

Tal vez la moraleja de la historia sea que no importa la cantidad de dinero que puedas ganar, nada vale tu integridad artística y tu salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s