¿Vuelven?: elecciones en Ecuador

El próximo domingo 7 de febrero Ecuador irá a las urnas. El país se enfrenta a una de las elecciones más fragmentadas de su historia. 16 candidatos esperan ocupar el puesto de Lenin Moreno por los próximos cuatro años, se disputarán el modelo político y económico del país.

Una manifestación el pasado mes de septiembre en Quito en apoyo del expresidente Rafael Correa y el candidato al que promociona, Andrés Arauz.
Una manifestación el pasado mes de septiembre en Quito en apoyo del expresidente Rafael Correa y el candidato al que promociona, Andrés Arauz. JOSE JACOME / EFE

Por: Carolina Flechas

Ecuador es uno de los pocos países que puede darse el lujo, si se puede llamar así, de no pensar en el COVID-19 en este enero del 2021. Y no porque las cifras no sean alarmantes ni porque la vacunación ya haya comenzado, sino porque está a la puerta de una de las elecciones más importantes de su historia. El 7 de febrero, los ecuatorianos irán a las urnas para definir no solo al próximo presidente o presidenta, sino también el modelo político y económico de los próximos cuatro años.

Lev Davidovitch, más conocido como Trotsky, afirmó que una revolución, cualquiera que sea y que aspire a ser permanente, nunca debe dejar de revolucionar. Ecuador es una muestra extraña y posmoderna de eso. En el ‘78 abandonó su “dictablanda” –en oposición a las dictaduras duras que tuvo el resto del continente latinoamericano. Luego tuvo veinte reformas electorales, un boom petrolero y una posterior — y estrepitosa– caída del precio del mismo; un feriado bancario que desembocó en dolarización, por allá en los 2000; presidentes derrocados con cacerolas en la capital; un líder mesiánico, escándalos de corrupción y un presidente actual al que varios le dicen “Judas” en la cara.

El presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, en una foto de marzo pasado en Quito, Ecuador.
El presidente ecuatoriano, Lenín Moreno en Quito, Ecuador. RODRIGO BUENDIA / AFP

Las elecciones se darán en medio de una pandemia mundial y con 16 candidatos presidenciales, más los candidatos a asambleístas por cada una de las provincias. El país efervesce, y no es para menos. Hace varios años que el país no se enfrenta a unas elecciones tan complejas.

Plotuist se sentó con Ismael Jaramillo, analista y experto en comunicación política, para entender un poco este complejo panorama.

Una de las cosas importantes de esta elección es el inminente regreso de Rafael Correa al ruedo político. ¿Qué lugar tiene el ex mandatario?

Esta es una elección en la que los partidos políticos tradicionales vuelven al ruedo. Durante varias décadas, especialmente las del correísmo, estuvieron desarticulados y siendo actores secundarios y para entender el papel de Rafael Correa, hay que entender el contexto en que surgió.

La crisis actual, sumada a un presidente con poco apoyo popular, hacen que la vuelta al correísmo sea una opción que muchos consideran viable. Correa se ha convertido en los últimos tiempos, y desde el exterior, en uno de los principales generadores de opinión. 

“No es un secreto para nadie que Correa apoya en su totalidad a Andrés Arauz (candidato del Centro Democrático) y que éste confía totalmente en él. Arauz es un tecnócrata sumamente preparado, estuvo en la cabeza del Ministerio de Cultura, y aunque no es un candidato fuerte, varios sectores del correísmo lo ven como un candidato leal”- afirmó. El analista considera que esa lealtad es una de las cualidades que más se valoran en el partido. 

Jaramillo habla del regreso del Correísmo con cierto temor. “Arauz va a entrar a recuperar aquello que el Correísmo vio desvanecerse durante el gobierno de Moreno. Va a retomar el famoso giro a la izquierda latinoamericano, y con esto hablamos de la Unasur y de muchas cosas positivas; pero también del manejo dudoso del dinero y del gasto público insostenible, que en un país dolarizado solo deja una alternativa: el abandono del dólar por una moneda propia” – mencionó el experto. “La vuelta de Correa implica la venganza contra el Morenismo y todos aquellos que les dieron la espalda estos últimos cuatro años. De llegar Arauz al poder, Correa va tener vía libre para volver y aferrarse al poder”- concluye.

El expresidente ecuatoriano, Rafael Correa, delante del edificio de la Comisión Europea.
El expresidente ecuatoriano, Rafael Correa, delante del edificio de la Comisión Europea.

El 2006 fue un punto de quiebre en la política ecuatoriana. Correa nació del descontento popular y de la profunda crisis de representación que atravesaba el país. Antes de su candidatura, tuvo un breve paso por el Ministerio de Economía, más que eso, nada.

Alianza País, su famoso partido político, nació, como su nombre lo indica, de la alianza de los movimientos de Centro Izquierda en un intento de representar y aglomerar a todos esos sectores que, resquebrajados, sentían que ningún político los representaba.

Cuando se presentó a las elecciones en ese año, ganó con una mayoría abrumadora y con la reveladora consigna “que se vayan todos”. Así, y con una rapidez asombrosa, inició el proceso de consolidación de su modelo político legitimado por varios procesos electorales avalados por una Asamblea que estaba mayoritariamente dentro de las filas de su partido.

Lenin Moreno llegó al poder hace cuatro años, con una vicepresidencia a su favor y con el apoyo de Correa. Su “traición política” inició la ruptura de Alianza País. ¿Por qué esto fue tan importante para las elecciones de este año?

Lenin Moreno es considerado el mayor traidor de la historia para el Correísmo. Su ruptura con los sectores tradicionales de Alianza País es algo que tarde o temprano le van a hacer pagar. En el 2017, cuando Moreno competía contra Lasso, el escenario ecuatoriano era complicado en todos los frentes: el precio del petróleo había bajando — en un país principalmente productor de crudo –, los fondos públicos, malgastados durante ocho años, comenzaron a escasear y en este escenario el descontento popular era inminente.

Cuando llegó el momento de elegir a su sucesor, ya que la Constitución prohibía una tercera reelección, la primera opción fue Jorge Glass, un funcionario con varios escándalos de corrupción en su espalda, por lo que Moreno, que había sido vicepresidente y que contaba con un capital político propio, se vio como la única opción.

En los primeros días de su mandato, fue evidente que no iba a obedecer a ciegas a Correa y comenzó varios procesos judiciales contra varios altos funcionarios de Alianza País, Glass incluido. Después llegó la caída de Correa, quien tuvo que salir del país para radicarse en Bélgica.

El correísmo entendió,entonces, la importancia de elegir a alguien confiable. Y eso es precisamente Arauz para el partido.

Yaku Pérez acompaña a las comunidades a verificar que la empresa canadiense INV Metals Inc. no haya retomado sus actividades en el páramo de Quimsacocho.
Yaku Pérez por SORAYA CONSTANTE

¿Alguna predicción sobre el resultado?

Llegamos al 2021 con un escenario hiperfragmentado, con 16 candidatos y con tres opciones claras. Andres Arauz, correista; Guillermo Lasso, representante de los sectores conservadores y banquero de profesión; y Yaku Pérez, líder del partido indígena (que cobró importancia luego de las manifestaciones de octubre del 2019).

Sin embargo, hay un elemento importante, y que pocas veces se tiene en cuenta en los sondeos: el voto indeciso, que hace que realizar alguna predicción sea imposible. Hay varios escenarios posibles y casi todos ponen a Aruz en una segunda vuelta. Varios ruegan que así sea.  Lo importante y definitivo va a ser la configuración de la Asamblea (antes llamado Congreso), ya que se ve que quién sea que gane, va a tener que legislar con un recinto fragmentado, diferente al que tuvo Correa durante su segundo periodo.

Hay varias cosas que están en juego y la única certeza es que el escenario va a cambiar. La pandemia puso nuevas prioridades en la mesa, y por debajo sigue ebullendo la olla del descontento. Las tasas alarmantes de desempleo, el pobrísimo desempeño económico y el miedo de una vuelta a la restricción de las libertades hacen que el pequeño país que se alza entre los Andes tiemble ante la incertidumbre que lo acecha.

Nota de la redacción:

Aquí les dejamos este mini documental de YouTube con la advertencia de que viene del canal de Arauz.

En un par de días vamos a compartir una nota sobre “Propagandia”, otro documental que mira las cosas desde el otro lado.

Un comentario sobre “¿Vuelven?: elecciones en Ecuador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s