Liderazgo femenino en pandemia

El liderazgo de las mujeres en tiempos de Covid-19.

La pandemia generada por el Covid-19 puso en jaque a las democracias liberales y fundamentalmente puso en el centro a los liderazgos políticos. En medio de la crisis, las presidentas y primeras ministras han tenido un lugar especial en los medios, que resaltan sus gestiones.

Jacinda Ardern: 5 cosas que quizás no sabías de la popular líder ...
Jacinda Ardern, imagen BBC.

Por Carolina Flechas

La pandemia del COVID- 19 llegó con lento, pero con fuerza. Desde noviembre del año pasado, cuando se leían las noticias de la lejana Wuhan, los líderes empezaron a poner atención al virus inusual, con una tasa altísima de infección y con una composición casi inentendible. No fue hasta febrero, cuando Italia reportó sus primeros casos, que el mundo miró con ojos aterrados al problema que tenía en frente.

Desde entonces, los números — que a veces se dejan de pensar como personas — comenzaron a subir y subir. Los ministerios de salud de casi todos los países del mundo comenzaron a reportar cifras alarmantes, y la Organización Mundial de la Salud no se demoró en clasificar al “bichito de Wuhan” como una pandemia de carácter mundial.

La situación, sumamente inusual, supo poner en jaque a la mayoría de gobiernos liberales del mundo (hay que hacer esta distinción, pues las cifras y datos de gobiernos autoritarios no se pueden computar), y los diferentes mandatarios reaccionaron de diversas maneras.

En medio de esta crisis los medios de comunicación han remarcado, dentro de varias cosas, los liderazgos femeninos, argumentando que estos son mucho más efectivos y han tenido mejores resultados en el manejo de la pandemia. Sin embargo, analistas de comunicación política afirman que sus gestiones exitosas no son el resultado directo de que sean mujeres.

Nueva Zelanda

El caso más famoso es el del pequeño país del pacífico. Jacinda Ardern, quien anunció el 8 de junio que el país no había tenido más casos activos. La mandataria puso en marcha una estrategia de “eliminación” que básicamente supuso reglas de distanciamiento social obligatorio. Ardern enfatizó que la baja de casos fue resultado del “esfuerzo sostenido”, y es más, se refiere a los ciudadanos como su “equipo de cinco millones”.

La mandataria convenció al país de que el confinamiento estricto era la única manera de superar los contagios. Su gestión política se ha basado en la “amabilidad” y ha hablado varias veces de la importancia de tener instituciones fuertes, en las que los ciudadanos puedan confiar.

El “método de Jacinda” ya se había aplicado en 2019, después de los ataques terroristas que sacudieron al país. En el primer discurso después de los eventos, planteó una retórica de “nosotros”, diferente a la de “ellos” (que usan muchos otros mandatarios como Donald Trump). La misma fórmula se aplicó en la gestión de Covid-19, cuando Ardern comunicó claramente las medidas que se iban a tomar, y afirmó que la lucha contra el virus era colectiva, y afirmó el rol que todos y todas tenían en vencer las infecciones.

Angela Merkel

Angela Merkel explicando con datos el manejo de la epidemia en Alemania.

La gestión de la Canciller alemana también ha sido elogiada. Merkel ha dirigido al gigante europeo durante 14 años durante los cuales se ha caracterizado por su mano dura y su templanza en el manejo de diferentes situaciones: ataques terroristas, crisis económicas y crisis humanitarias.

Su gestión de la pandemia ha estado basada en la ciencia (vale la pena recordar que se graduó de Física y fue la Ministra de Medio Ambiente, Conservación Natural y Seguridad Nuclear). Uno de sus asesores principales es uno de sus antiguos colegas, un científico con un doctorado en química cuántica, quien se ha encargado de realizar modelos de predicción y a través de esos, de delinear medidas y estrategias.

El manejo del coronavirus se realizó con cifras y datos claros. La canciller fue mostrando semana a semana sus cálculos y predicciones, y todas las decisiones que su gobierno tomó estuvieron apoyadas por evidencia científica.

Erna Solberg

Noruega mantendrá sus estrictos controles fronterizos | Expreso
Erna Solberg, Primera Ministra de Noruega.

El manejo de la primera ministra de Noruega también ha resaltado. El país se cerró al exterior cuando la pandemia comenzaba. Todos los ciudadanos tuvieron que regresar al país, donde se les aseguró que el robusto sistema de salud iba a ser capaz de sostenerse en medio de la crisis.

El 6 de agosto, Solberg anunció que Noruega va a imponer cuarentenas obligatorias a todos los turistas del país y el Ministro de Salud del país recomendó que nadie salga del territorio.

Un análisis de 124 países publicado por el Centro para la Investigación de Política Económica para el Foro Económico Internacional mostró que efectivamente hubo diferencias en las gestiones de mujeres y varones, pero que estas no se deben a una mera diferencia biológica sino a la adopción de “políticas proactivas y coordinadas” por parte de las mandatarias.

La economista Rupriya Garikipati de la Universidad de Liverpool planteó que los resultados positivos se dieron, en la mayoría de los casos, gracias a que los países con mujeres a la cabeza “entraron en cuarentena antes que los países liderados por hombres (en condiciones similares)”

Marina Acosta, doctora en Ciencias Sociales y directora de la consultora Analogías habló con Plotuist y planteó que las gestiones exitosas de estas mujeres se basan en cuatro puntos clave: medidas que se tomaron con la debida anticipación, cierres oportunos de las fronteras, confinamientos estrictos, testeos a gran escala y comunicación altamente empática con la ciudadanía.

La experta también remarcó que las gestiones de estas mandatarias fueron exitosas, no porque el ser mujeres les de algún estatus especial, sino porque entendieron que, el manejo de la pandemia y el cuidado de la salud de la gente, dependía de la toma de decisiones oportunas (aunque esto pudiese ir en detrimento de la economía).

Sus colegas varones, en muchos casos se rehusaron a imponer medidas de confinamiento estricto, a imponer testeos masivos y en casos como los de Brasil y Estados Unidos, los mandatarios hablaron de que el uso de mascarillas era inútil (de hecho Donald Trump rara vez usa uno) y hasta exhortaron a los ciudadanos a tomar cloroquina, que es un compuesto químico sumamente peligroso.

Donald Trump dice que toma “hidrocloroquina” para prevenir el Covid-19

Estamos lejos del fin del Covid-19. Todavía quedan largos meses antes de que la vacuna pueda ponerle fin al virus. Sin embargo, quedan varias lecciones sobre las nuevas maneras de manejo político. Los liderazgos de las mujeres mostraron que existen maneras diferentes y efectivas de liderar y de ejercer el poder. Maneras que incluyen a diferentes colectivos y que tienen un enfoque comunitario. En donde todas y todos tengan un Estado que cuida.

Un comentario sobre “Liderazgo femenino en pandemia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s