¡Mamá, me cortaste toda la luz!

¡Mamá, me cortaste toda la luz!

El título es un chiste pero la realidad no lo es: intendentes del sur del Gran Buenos Aires denuncian a Edesur por la falta de inversiones y el pésimo servicio que deja a miles de vecinos sin suministro eléctrico a diario.

Intendentes denunciaron a Edesur por el pésimo servicio que brinda la empresa.

Por: Sofía Moure

Los cortes de luz son recurrentes, ya casi nadie se sorprende si explota una cámara y el acontecimiento de otra semana en aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO) puede ser si se prenden fuego los cables de alta tensión… otra vez. 

Esta situación insostenible que afecta a miles de vecinos del conurbano bonaerense, y  que podría resumirse -muy simplemente- a una clara desproporción entre calidad de servicio y precio, llevó a un conjunto de intendentes del sur del Gran Buenos Aires a iniciar acciones en contra de la empresa subsidiaria del suministro eléctrico: Edesur.

Sin inversiones

El gobierno de Mauricio Macri se caracterizó por beneficiar a las empresas privadas (un ejemplo de ello fue el intento de compensar a las distribuidoras de gas por casi 25 mil millones de pesos debido a la devaluación). Y Edesur no fue una excepción: “durante cuatro años subsidiaron a las empresas de energía y les permitieron aumentos tarifarios de hasta un 5000%”, sostuvo Emiliano Baloira, secretario de Medio Ambiente de Lomas de Zamora. “Aunque eso no se vio reflejado en las inversiones correspondientes, amplió el funcionario de uno de los distritos afectados por el mal servicio de la empresa eléctrica.

Juan José Aranguren, ex ministro de Energía y Minería durante el gobierno de Mauricio Macri.

Según Baloira, la distribuidora de electricidad dejó de invertir hace mucho tiempo, resguardada por la lógica del gobierno anterior, en el cual, por ejemplo, el ministro de Energía y Minería (luego degradado a secretaría) era Juan José Aranguren, nada más ni nada menos que un representante de los privados (en este caso puntual, de la petrolera Shell). “Había una política de mercado y en pos de permitirles el aumento de tarifa y la no inversión”, explicó.

Sin embargo, Edesur asegura haber realizado, en los últimos tres años, inversiones por 720 millones de dólares, así como haber avanzado en la “repotenciación de diez subestaciones, y la renovación de 1100 kilómetros de red” en la provincia de Buenos Aires. En lo que respecta puntualmente a la zona Sur, de mayor conflicto, dice haber aumentado la potencia de las subestaciones Transradio, Spegazzini y Esteban Echeverría.

Pero no hace falta ser un experto en la materia para advertir que las declaraciones son poco creíbles: los cortes interminables y las obras nunca comenzadas son prueba de la desidia de la empresa. Por ello, Fernando Gray, intendente de Esteban Echeverría, solicitó una auditoría completa de las inversiones que Edesur dice haber realizado, con especialistas de las principales universidades del país para mayor imparcialidad y precisión.

Como explicó también Baloira, “algunas de las inversiones a las que se comprometieron y no cumplieron son, fundamentalmente, el tendido de cableado nuevo y todo lo que tiene que ver con las cámaras que terminan desbordando, explotando porque no tienen la capacidad para brindar el servicio que es necesario.”

En el partido de Esteban Echeverría, Edesur ya había sido denunciada por “incumplimiento de un contrato” de usufructo que data del 2015: el Municipio le había cedido unos terrenos en el Parque Industrial de Luis Guillón con el objetivo de que se construyera allí una nueva subestación eléctrica en un plazo máximo de cinco años. Pero, para sorpresa de nadie, nunca sucedió.

Los cortes de luz en el conurbano son diarios y pueden llegar a durar días. Edesur asegura haber hecho las inversiones.

Intendentes contra Edesur

Las críticas comenzaron a través de las redes sociales, como una forma de visibilizar lo que se convirtió en una demanda constante y en ascenso de los vecinos de diferentes municipios de la zona Sur del conurbano. 

Intendentes como Fernando Gray (Esteban Echeverría), Mayra Mendoza (Quilmes), Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Jorge Ferraresi (Avellaneda), Andrés Watson (Florencio Varela) y Marisa Fassi (Cañuelas), entre otros; le reclamaron a la empresa energética sobre el “pésimo servicio” y la falta de inversiones que arrastra hace años y que perjudica a miles de bonaerenses. Bajo el hashtag #LaLuzEsUnDerecho -haciendo hincapié en que el servicio eléctrico es público y un derecho humano, y no una commodity-, las redes sociales se vieron repletas de estas denuncias en manera conjunta. “Edesur ganó sumas gigantescas por los tarifazos y negocios de Macri, nuestros vecinos se endeudaron para pagar cuentas y cada vez hay más cortes”, escribió en Twitter Mayra Mendoza.

Según Fernando Gray, el mal servicio no sólo se limita a los cortes prolongados (con barrios que han estado días sin suministro), sino también a que la electricidad es proporcionada en menor cantidad a la que deberían. Es decir, que hay baja tensión, lo que también genera daños en los artefactos eléctricos. “Mido con mis ingenieros, no hay 220, hay 180/190”, expresó el intendente en una entrevista con Radio Belgrano;  y agregó que en “los últimos cuatro años las tarifas estuvieron dolarizadas y no hubo una sola inversión.

“Como representantes estamos llevando adelante esta demanda, explicitándola y poniéndola en la agenda pública, explicó Emiliano Baloira. “Sobre todo porque entendemos que la empresa, además de brindar un servicio pésimo y caro, también brinda un servicio monopólico, cautivo; es decir, yo no puedo elegir a qué empresa me adhiero, entonces entendemos que debieran brindar un mejor servicio y de mayor calidad. Ahora mismo nos tienen de rehenes a millones de bonaerenses, sostuvo el funcionario.

Debido a los reiterados cortes de luz -que fueron en aumento durante el ASPO ante al incremento del consumo de energía consecuente de la estadía prolongada en los hogares-, la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires elevó un pedido oficial al Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) para que se le quite la concesión a Edesur. Algo que los jefes de los municipios también pidieron a partir del incumplimiento, por parte de la empresa, de las normas que regulan su funcionamiento. “No estamos hablando de una estatización o expropiación, es una concesión mal dada”, argumentó Gray, al respecto: “Para mí hay que quitarle la concesión.”

Además, a través de un comunicado, el organismo comunicó que los reclamos contra Edesur crecieron un 70% con respecto al año anterior, siendo así la empresa más denunciada por los bonaerenses.

“La Defensoría del Pueblo de la provincia ha hecho una presentación, no solo para que se le quite la concesión, sino también para que haya una compensación a los usuarios y se tenga en cuenta un subsidio en algunos casos por el mal servicio que brinda esta empresa”, agregó Baloira, desde Lomas de Zamora.

Video parodia que circuló en las redes sociales y fue compartido, incluso, por el intendente de Lomas de Zamora.

El que las hace, ¿las paga?

Toda esta situación tuvo sus consecuencias parciales: recientemente, el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) sancionó a Edesur con una multa de 167.182.000 pesos “por incumplimientos en Seguridad Pública y por falta de respuesta a los requerimientos” de las autoridades del organismo durante 2018 y 2019.

En un comunicado, el ente regulador explicó que “se tuvo en consideración el reclamo de usuarios, los informes presentados por la distribuidora y los resultados  de las inspecciones llevadas adelante por el organismo”. Y que la decisión se tomó tras haber verificado más de tres mil casos con anomalías de seguridad eléctrica en la vía pública.

Apenas se conoció la noticia, varios intendentes (con quienes el conflicto fue en escalada paulatina), celebraron la decisión y felicitaron el trabajo del ENRE y de su interventor, Federico Basualdo. El intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, apuntó: “Estas multas se enmarcan en más de 40.000 reclamos a los que la gestión anterior no dio respuesta. Resulta increíble que hayamos tenido que esperar 4 años para que el ENRE empiece a multar seriamente a Edesur”.

Claro que a la empresa eléctrica la sanción no le gustó ni un poquito. Mediante un comunicado de prensa, expresó no haber sido informada de dicha multa e insistió en haber realizado inversiones en la red de más de 700 millones de dólares desde el 2016. Por otra parte, sostuvo que esta sanción (sumada a otras dos multas recibidas recientemente), en un contexto de congelamiento tarifario y ASPO, limitan las posibilidades de inversión y normal operación”. “Desde marzo de 2019 las tarifas están congeladas, esto constituye un incumplimiento a la Revisión Tarifaria Integral por la autoridad regulatoria, que le ha significado a EDESUR una merma de recursos por 7 mil millones de pesos”, se excusó la empresa.

La distribuidora eléctrica sostienen que no podrá funcionar debido a las multas.

Siempre los mismos perjudicados

Las villas, asentamientos y barrios vulnerables son los más afectados. Como siempre. Tal y como se ha visto que sucede respecto de otras empresas que brindan -se supone- servicios públicos, Edesur se niega sistemáticamente a realizar el tendido eléctrico en estos lugares (a pesar de que es su responsabilidad, establecida por la Justicia Federal). Paradójicamente, son estos sitios los que requieren mayores inversiones: no es raro que se prenda fuego cables, y más de una vez han fallecido personas electrocutadas durante lluvias y tormentas.

Durante la gobernación de Daniel Scioli en la provincia, la empresa realizó convenios referidos a los modos de prestación de servicio en los barrios vulnerables y a las inversiones que debería realizar en los años siguientes. Según explicó el portal Nuestras Voces, “el acuerdo establecía la instalación de una boca de expendio en la entrada de cada uno de los conjuntos de viviendas, desde allí los vecinos tomarían la energía, y la gestión provincial se haría cargo de los costos”. Pero, nuevamente, esto nunca sucedió: la empresa calificó a los usuarios de “ilegales” y permitió que el gobierno provincial pagara por el servicio. “Las instalaciones precarias fueron la solución que encontraron los vecinos con la consecuencia de enfrentarse a muertes e incendios en las villas cada año por esta situación.”

El suministro eléctrico es un derecho humano.

Los intendentes reclaman que Edesur se haga cargo del problema y brinde el servicio por el cual los vecinos y vecinas del sur del Gran Buenos Aires pagan. Si Edesur quiere seguir brindando el servicio, tiene que hacer las inversiones correspondientes, es decir, mejorar la calidad del servicio que brindan. Si no, que den un paso al costado y que venga otra empresa que haga las inversiones correspondientes para brindar el servicio que todos los vecinos del AMBA precisan y necesitan para su vida”, sostuvo Emiliano Baloira.

Mientras tanto, el conflicto sigue, aunque el gobierno nacional -de corte distinto al gobierno de Macri- pretende pesificar las tarifas de energía, así como revisar el cuadro tarifario junto con otras irregularidades heredadas de la gestión anterior. No será una tarea fácil: cuando las empresas son las “perjudicadas”, de repente recuerdan la existencia de un enorme conjunto de derechos y necesidades. Pero alguien tiene que hacerla, por los derechos y necesidades de las personas. Porque la energía, quizás hoy más que nunca, es un derecho humano. Y todos y todas merecemos un servicio de calidad. Sin excusas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s