Rock the house: AOC sacude el capitolio.

Rock the house: AOC sacude el capitolio.

Alexandría Ocasio Cortez, representante del Bronx en el Congreso de Estados Unidos subió al estrado para darle una lección política al conservador Ted Yoho, quien la insultó unos días antes.

AOC boss congresswoman bronx red lips politician politics alexandria ocasio-cortez portrait photoshop woman illustration
Ilustración: Gillian Levine

Por: Carolina Flechas

Alexandria Ocasio Cortez es la representante más joven, mujer, en haber sido elegida en el Congreso de Estados Unidos. Se caracteriza por su talento discursivo y por su capacidad de  enfrentarse cara a cara con senadores de larga trayectoria que, en su mayoría, son hombres blancos que representan al establishment.

AOC (abreviación de sus iniciales y su nombre en redes sociales) es una mujer latina, de padres inmigrantes, que creció en el Bronx sin ningún privilegio. Se enorgullece de sus orígenes y su pasado como mesera es un lugar constante en su discurso, feroz y sin pelos en la lengua, que busca acercarse a la gente común.

Fuente: El Espectador.

El pasado 21 julio, mientras la representante subía las escaleras del capitolio, el representante republicano de Florida, Ted Yoho le dijo (con voz baja) “fucking bitch” (maldita p*rra). Todas las fuentes concuerdan en que Yoho también añadió: “You’re out of your freaking mind” (perdiste la cabeza), refiriéndose a la explicación que AOC dio sobre el crimen unos días antes. La representante dijo que la pobreza estructural del país es una de las causas de la alta tasa de criminalidad, lo que no gustó a muchos de los representantes del partido conservador.

Ahora bien, AOC decidió no dejar pasar el incidente y en uno de los discursos políticos más relevantes de la historia de ese país le contestó no sólo al Representante sino a todos los políticos que han venido replicando comportamientos machistas durante todas sus carreras.

“Este es un problema cultural. Vivimos en una sociedad que acepta la violencia contra las mujeres y que se sostiene sobre una estructura de poder que lo apoya”, dijo la Representante al inicio del discurso. Además, decidió invitar a un grupo de mujeres para contar sus experiencias de maltrato y acoso.

AOC insistió en que todas las mujeres somos “hijas de alguien”, aludiendo a que Yoho es padre de dos mujeres. El representante usó esta afirmación como excusa para justificar que nunca le diría algo así a Ocasio Cortez.

View this post on Instagram

I want to thank everyone for your immense outpouring of personal stories and support for one another after last week’s speech on the violence of misogyny and abuse of power in the workplace. I figured I’d share some behind-the-scenes details of what went into that moment. . Many have asked me if my speech was pre-written. The answer is no. But in some ways, yes. Yes because this speech was a recounting of thoughts that so many women and femme people have carried since the time we were children. It flowed because every single one of us has lived this silent script: stay silent (why?), keep your head down (for whom?), suck it up (to whose benefit?). But my chosen words were largely extemporaneous. I got to the House floor about ten minutes before my speech and scribbled down some quick notes after reflecting on what had transpired over the last few days. Pictured here are all the notes I had, and from there I improvised my composition and spoke live. . The evening before my speech, I did not know what I was going to say. I wrestled with this question: what is there to say to a man who isn’t listening? I couldn’t come up with much, because frankly I didn’t want to diminish myself or waste my breath. It was then that I decided if I couldn’t get through to him, perhaps I could speak directly to the culture, people, and institutions responsible for creating and protecting this violence and violent language. . I also reflected on MY role in all of this – to me, this speech was about holding myself accountable as much as anyone else. Because my first instinct was to let it go. It was my second instinct, too. It was only when sisters like @ayannapressley, @rashidatlaib, @repilhan and friends like @repraskin reminded me how unacceptable this all was that I started to think about what I would have done if this abuse happened to any other person BUT me. That is when I found my voice. Why is it okay to swallow our own abuse, yet stand up for others? I needed to learn that by standing up for ourselves, we break the chain of abuse and stand up for every person after us who would have been subject to more of the same with lack of accountability. . So rise.

A post shared by Alexandria Ocasio-Cortez (@aoc) on

Borrador escrito a mano del discurso de Alexandria Ocasio Cortez- Foto de su instagram

Varias senadoras y representantes pasaron al estrado para narrar y sacar a la luz todos estos comportamientos sistemáticos que se han dejado pasar durante mucho tiempo. Una de las intervenciones más resaltadas fue la de Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, quien mencionó que durante años se ha enfrentado a comentarios vulgares e irrespetuosos por ser mujer.

Los insultos, los comentarios negativos y el acoso no son elementos nuevos. La mayoría de mujeres que tienen cargos políticos se han enfrentado en algún momento al machismo inherente a las esferas más tradicionales. La misma AOC menciona: “se supone que mujeres como yo no deberían estar en cargos políticos”, lo que da cuenta de que todos los puestos políticos, en el congreso estadounidense y en otros alrededor del mundo, han estado ocupados por hombres con poder.

Misma historia, diferentes coordenadas 

Historias similares se replican en América Latina. Un caso ejemplar es el de la legisladora porteña Ofelia Fernández, quien se ha enfrentado a todo tipo de comentarios relacionados con su corta edad, su falta de experiencia y hasta su apariencia. Fernández afirmó en una entrevista en Página/12 que “quieren (refiriéndose a las estructuras tradicionales) que las mujeres tengamos miedo. Terminemos con la impunidad de esta violencia”.

Claudia López, alcaldesa de Bogotá, también ha sido blanco de ataques en un país sumamente conservador, en donde los cargos políticos son casi inamovibles. López, no solo ha sido criticada por ser una mujer vehemente, sino por ser abiertamente lesbiana. Los partidos políticos tradicionales han usado su orientación sexual como un punto de ataque constante.

Al otro lado del Atlántico, la parlamentaria inglesa Caroline Nokes, también ha sido víctima del acoso de sus pares. En 2016, uno de sus colegas le dijo frente a frente: “solo estas aquí porque tienes tetas”. Nokes añadió que estar y ser respetada en el “club de los muchachos” era una de las tareas más difíciles de su carrera.

La gestión política no es sencilla. Las mujeres se enfrentan a varios obstáculos que, aunque en la mayoría de los casos son silenciosos, siguen ahí. “Si los políticos más poderosos del mundo logran reconocer el daño que han hecho, entonces, vamos a poder avanzar”, dijo la representante para cerrar su discurso, que terminó con una ovación que no se había visto en el capitolio hace mucho tiempo.

Las estructuras van cambiando lentamente. Líderes como AOC; jóvenes, fuertes y sin miedo a hablar son fundamentales para romper con las formas tradicionales de ejercer el poder, que han excluido históricamente a las mujeres.

Un comentario sobre “Rock the house: AOC sacude el capitolio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s