35 años de Live Aid

El día que la música se sintió imparable

El evento musical que paró el mundo por unos instantes y fue bisagra para la carrera de gran parte de sus participantes cumplió 35 años. Por qué la fecha de su realización es ahora celebrado como “El día del Rock & Roll”.

Queen brindando el que seria considerado el mejor show de su carrera. Fuente: Vulture

Por: Anita Cattorini

Live Aid. El megaconcierto organizado por Bob Geldof y Midge Ure, ambos músicos, en 1985 para combatir la hambruna en Etiopía, el evento que se realizó de forma simultánea en el Estadio John F. Kennedy (EE.UU) y en el Estadio de Wembley (Inglaterra) y que juntó en total un público de 161.500 personas, además de haber sido transmitido a una audiencia estimada de 1.9 billones, cumplió ayer 35 años. Muchos de nosotros ni siquiera éramos un proyecto o recién habíamos nacido cuando se realizó. Sin embargo, en parte por la cultura popular con la que interactuamos día a día y en parte porque existe YouTube, es de conocimiento general el halo de misticidad que acompaña al concierto. ¿Por qué es eso? Un par de razones.

El line up de Live Aid. Fuente: Wikipedia

72 artistas formaron parte del concierto, con una cantidad bastante equilibrada de nuevos talentos y músicos/as establecidos, cada uno con un margen de 20 minutos para dar su show y dejar el escenario al siguiente. El ego no tenía lugar en ese evento. Nadie era más importante que nadie. Desde novatos como Madonna a reuniones de legendarias bandas como Led Zeppelin, todo se prestó para algunos momentos más que memorables.

Para empezar, Phil Collins hizo la titánica hazaña de tocar en los dos continentes. Primero en Londres, con algunas canciones solistas y acompañando a Sting, para luego tomarse un avión y aterrizar en Filadelfia, donde tocó la batería con Led Zeppelin.

Hablando de Led Zeppelin, su presentación no salió muy bien. La mítica banda inglesa no tocaba desde la muerte de su baterista, John Bonham, en 1980, por lo que las expectativas eran altas. Sin embargo, la falta de ensayo por parte de los miembros hizo que sonaran mal. Tan mal, que la misma banda pidió que su parte del show quedara fuera del DVD oficial del megaconcierto y no dejan que ningún canal lo emita hasta el día de hoy.

Volviendo a lo positivo, la carrera de U2 (que por ese momento eran los nuevos chicos en el barrio) se solidificó, gracias en parte al gesto de Bono, su cantante, que rescató a una chica del público que estaba siendo aplastada por la muchedumbre y se puso a bailar con ella, llevando a que la banda acortara su setlist de 3 a 2 canciones. Como frutilla del postre, el cierre del evento en ambos estadios incluía a todos los participantes cantando los singles para caridad de sus respectivos países (“We are the worldpara EE.UU y “Do they know it’s christmas?” para Inglaterra), lanzados un año antes. De esta forma, en un mismo escenario, por única vez, Bono, Elton John, Paul McCartney, Sting, Freddie Mercury, entre muchos más, compartían micrófono.

Bono, Paul McCartney y Freddie Mercury, en el final de Live Aid. Fuente: Reuters

Pero tranquilos, porque se sabe que en Live Aid hubo una reina indiscutida (para nada relacionada con los miembros de la familia real que estaban presentes esa tarde). La banda Queen, que no estaba pasando por el mejor momento de su carrera, se presentó a las 6:41 pm y en solo 20 minutos hizo historia, revitalizando su popularidad y dándole empujón a los 4 miembros para seguir hasta la muerte de Freddie.

Acá es necesario hacer una aclaración. Los eventos mostrados en la película Bohemian Rhapsody que llevan a la banda a participar de Live Aid y la realidad difieren bastante. Principalmente, Queen no venía de un impasse de algunos años sin tocar porque estaban peleados. En realidad, en 1984 habían sacado álbum nuevo (The Works) y habían pasado el resto del año ocupados con el tour para promocionar el disco. Una gira que es considerada el punto mas bajo del Grupo Reina, con Freddie un poco fuera de estado y varias fricciones entre los integrantes. Asimismo, la prensa estadounidense los había tomado de punto y los criticaban siempre que fuera posible. En resumen, Queen no tenía todas las de ganar al momento del evento.

A pesar de cualquier pronóstico, para el final de su presentación la banda se llevaba a todos (los presentes y los que miraban por TV) en su bolsillo. Un impecable popurrí con algunas de sus mejores canciones, el grupo más aceitado que nunca y con mucha química entre ellos, y un Freddie Mercury lleno de carisma en dominio de todo, desde el público hasta los camarógrafos que se encontraban en el escenario. Con el tiempo, la participación de Queen en Live Aid pasaría a ser considerada uno de los mejores shows de la historia. Solo 20 minutos.

Si bien Live Aid no fue el primer concierto en mezclar música y ayuda humanitaria, marcó un antes y un después para esta clase de eventos, al punto de que ningún otro que se realizara (ni siquiera organizado por el propio Geldof) podría superar la mezcla perfecta de epicidad, relevancia e impacto que tuvo el original. Tal vez, les faltó un toque de realeza.

Queen siendo Queen, y haciendo historia en el proceso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s