El travajo dignifica

El travajo dignifica

Mientras en el Congreso se debate por una Ley de Cupo Laboral Trans, el colectivo se organiza y arma redes de contención para sostenerse. Dos iniciativas que buscan paliar la situación vivida por la población travesti/trans.

El Congreso trata un proyecto de Ley de Cupo Laboral Trans.
Fotos: Archivo Presentes/Ariel Gutraich, Jessie Insfran Pérez

Por: Dana Goin

Desde el Bachillerato Popular Mocha Celis, junto a la ONG Impacto Digital, se armó una campaña a comienzos de la cuarentena llamada “Contratá Trans”. Consiste en un proyecto cuyo fin es conectar a empresas con personas trans en búsqueda de trabajo. Así, funciona como una bolsa de trabajo para personas trans, al tiempo que reúne sus currículums para que las empresas los encuentren. Los datos son alarmantes: el 70% de las personas trans mayores a 30 años nunca tuvo una entrevista laboral ni un trabajo registrado.

Además, la iniciativa prevé una formación a las empresas para que sepan cómo contener y valorar a las disidencias sexuales. Por otro lado, se busca acompañar a las personas travestis, trans y no binaries en el proceso de selección, de armado de currículums y de entrevistas laborales. En relación a los empleadores, en palabras de Manu Mireles, secretaria académica del Bachillerato: “Lo que vemos es que las personas con información ya pueden empezar a cambiar sus hábitos, su actitud y pueden comenzar a ser parte de esta transformación”.

En ese sentido, lo que se intenta es que la sociedad participe activamente de la garantía de los derechos a las poblaciones más vulneradas. “[Las personas] Tienen que preguntarse en su vida cotidiana cuáles son sus vínculos con los colectivos disidentes. Sobre todo, dónde están estas identidades en el supermercado, en el Senado, en los medios de comunicación, en los hospitales”. Para erradicar las violencias y la marginalización, es fundamental que las instituciones estatales se formen para poder contar con las herramientas que necesita esta población. Para Mireles, la sociedad sigue teniendo una mirada patologizante y criminalizante de las identidades disidentes.

“Contratá Trans” es una iniciativa que busca ayudar a la inserción de las personas travestis trans en e mercado laboral. Foto: Daniela Cilli

Según “La revolución de las mariposas”, una investigación llevada a cabo por el Programa de Género y Diversidad Sexual del Ministerio Público de la Defensa de CABA y el Bachillerato Popular Trans Mocha Celis, el 73,3% de las mujeres y travestis que asumieron socialmente su identidad a los 18 años o antes comenzaron a vivir solas en ese mismo periodo de sus vidas. “En el caso de las mujeres trans y travestis, el alejamiento temprano, forzado o no, del hogar familiar y, consecuentemente, la pronta interrupción del proceso educativo intervienen de manera directa y negativa en sus posibilidades de acceso a un empleo y en el precoz ingreso a la prostitución como única alternativa de generación de ingresos”, concluye la investigación. 

Por otro lado, la población trans tiene una expectativa de vida de 35 años. “Estamos hablando de una población a la que le fue negada la familia, el amor y el cuidado y a la que sistemáticamente todas las instituciones le dan la espalda: la escuela, los hospitales y el sistema público en general”, explica Mireles. Sin embargo, las estadísticas por parte del Estado son escasas y esporádicas, y la información suele provenir de medios autogestivos de este sector de la sociedad y de personas que están relacionadas a él de algún modo. Esto dificulta el diseño y la implementación de políticas públicas que puedan mejorar su calidad de vida. La vulneración de derechos es muy grande y abarca todas las esferas de la vida. Tanto la discriminación en el sistema de salud, del que en 2016 el 12,4% de las personas travestis y trans decía no participar, hasta el acceso a la vivienda, cuyo alquiler pueden triplicar su valor si sos parte del colectivo.

Las personas trans tienen una esperanza de vida de 35 años en promedio. Foto: ámbito.

“Si tu familia no te da amor ni cuidado, si el sistema de salud público no te reconoce ni te admite, si no tienes derecho a la identidad, si te persiguen policialmente, hablamos de travesticidio social, describe Manu. La falta de números no permite tener un registro claro, pero se estima que en Argentina ocurre un travesticidio cada 96 horas. En el Bachillerato, cada año mueren entre 2 y 3 estudiantes víctimas de travesticidios, o por muertes relacionadas a complicaciones de salud y otras problemáticas. “¿Cómo sería nuestra vida si pudiéramos proyectarnos solamente hasta los 35 años?”, se pregunta.

La crisis sanitaria actual no hizo más que acentuar las desigualdades preexistentes. Es por eso que desde el Bachillerato lanzaron el proyecto “Teje Solidario”: una triangulación entre personas que donan dinero para elementos de primera necesidad y personas que pueden donar su tiempo y llevar esos artículos a personas travestis y trans que lo necesitan. La definen no como una red asistencialista, sino “de amor y contención, que deja ver que hay un grupo de personas que te está acompañando y te está conteniendo”. La iniciativa ya alcanzó a 700 personas travestis y trans, y cuenta con alrededor de 300 “xadrines” voluntaries que las acompañan, además de muchas otras que donan alimentos, productos de limpieza, abrigos.

El Mocha Celis es un Bachillerato Popular que surgió en 2011. Actualmente es reconocido por el Ministerio de Educación como una unidad de Gestión Educativa Experimental. Al momento cuenta con 210 estudiantes, y cerca del 70% son personas travestis, trans o no binarias. Sin embargo, la cursada no está garantizada: no tienen financiamiento integral ni cuentan con edificio propio. Parte del dinero para sostener a la institución sale del bolsillo de les docentes y de las personas que donan al Mocha Celis. “La escuela de la ternura”, como le llaman sus estudiantes, les ha cambiado la vida: “Muchas compañeras antes de entrar a la mocha solo se proyectaban una semana o dos. Hoy tenemos egresadas en universidades, en cargos públicos, en empresas, trabajando”, relata Manu.

El Bachillerato Popular Mocha Celis es más que una casa de estudios: es una red de contención para las personas del colectivo LGBTTIQ+. Foto: Bachillerato Popular Mocha Celis

Si no es para todes, se llama privilegio.

Actualmente, la comisión de Mujeres y Diversidad de la Cámara de Diputados debate por una Ley de Cupo Laboral Trans. Las propuestas que se discuten plantean un cupo de entre el 0,5% y el 1,5% en la administración pública destinado a ser ocupado por personas travestis o trans. Para Manu, es una cuestión urgente: “Es una ley que viene a subsanar una violencia sistemática por parte del estado y la sociedad, y que repara un derecho que hasta ahora ha sido vulnerado”. La mayoría de las personas del colectivo ejercen la prostitución y otros trabajos no formales. Según explica Mireles, muchas no eligen los trabajos que tienen. Además, la situación varía significativamente para aquelles que pudieron completar su educación. 

“No estamos pidiendo tratamiento especial, sino que se nos garantice lo que está garantizado para el resto de la sociedad”, señala Manu, al tiempo que recuerda que todas las leyes que benefician al colectivo (Ley de Matrimonio Igualitario, Ley de Identidad de Género) han sido producto de años de lucha, esfuerzo y militancia. Y que a algunas de sus compañeras le han costado la vida. De ningún modo, según señala, son leyes que deban quedar al interior del colectivo. “No existe democracia sin las disidencias sexuales”, afirma.



Para colaborar con el Mocha Celis, podés realizar una donación desde Argentina o cualquier lugar del mundo haciendo click acá. También podés enviarles dinero por MercadoPago ingresando cooperadora@bachilleratomochacelis.edu.ar como destinatario.

2 comentarios sobre “El travajo dignifica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s