Series y salud mental

Crazy Ex-Girlfriend y la importancia del retrato de la salud mental en las series

¿Cansado/a de ver como la televisión sigue reproduciendo los mismos clichés y tratando de forma superficial los trastornos mentales? Entonces tengo la serie para vos.

Rachel Bloom, co-creadora y protagonista de Crazy Ex-Girlfriend. Fuente: Laist

Por: Anita Cattorini

Tal vez algo que haya caracterizado a la década de los 2010s fue la visibilización de cómo, como sociedad, no sólo lidiamos día a día con enfermedades a nivel físico sino también a nivel mental. Y más claro aún fue que las generaciones jóvenes son uno de los sectores demográficos que más lo sufren. Redes sociales como Twitter y Facebook, y plataformas como YouTube fueron elegidas por miles y miles de usuarios, conocidos y no conocidos, para relatar sus vivencias como individuos que experimentaron depresión o ansiedad, entre otros trastornos mentales.

El año pasado, el sitio Psyciencia publicó un reporte realizado por Our World In Data sobre salud mental, en el cual se estima que más de 1.1 mil millones de personas en el mundo sufren de algún tipo de trastorno mental. Sin embargo, se cree que esta cifra es mayor aunque difícil de calcular ya que mucha gente no se trata. ¿A qué se debe esto? A pesar de la nueva visibilidad, la salud mental sigue siendo tabú. Todavía, tristemente, se mantiene la creencia de que ir al psicólogo es solo para los locos o que si necesitas ayuda terapéutica probablemente estés fallado y jamás vas a poder tener una vida normal.

Acá es donde entran los medios. Porque, queramos o no, los medios ejercen una  influencia en la manera en que se insertan ciertas creencias o visiones en el imaginario colectivo de la sociedad. Más de una vez presentan ciertas temáticas o información a un público masivo que de otra forma jamás tendría ese alcance. Y en cuanto a retratar enfermedades mentales, digamos que todavía les falta mucho trabajo por hacer, varias veces reforzando clichés y estereotipos dañinos más que ayudando a la causa. 

Si nos centramos en las series de TV, este panorama no es muy distinto realmente. Romantización del suicidio y la depresión (cof cof 13 Reasons Why cof cof), personajes cuya personalidad es solo su enfermedad, asociación directa de enfermedad mental con un carácter violento o hasta “malvado”, nunca buscar ayuda profesional puesto que los psicólogos/as son seres del mal y charlar con amigos/as  con cerveza de por medio es todo lo que se necesita, entre muchos otros. Pero como siempre, hay una excepción a la regla.

Crazy Ex-Girlfriend es una serie que se emitió desde 2015 a 2019. Fue creada por Rachel Bloom y Aline Brosh McKenna y protagonizada por Bloom. La historia sigue a Rebecca Bunch, una exitosa y joven abogada que vive en Nueva York, quien, a su vez, es completamente miserable e infeliz. Un día se cruza a un ex novio de la adolescencia y, buscando sentir la felicidad que sintió con él en esa época, decide dejar todo y mudarse a West Covina, la ciudad donde vive este ex, para comenzar una vida nueva y recuperarlo.

El elenco de CEG en vivo. Fuente: Bustle

Dándole una primera leída a la sinopsis de la trama, además del título, puede dar la impresión de que estamos ante un programa de comedia liviana donde seguimos a una mujer realizar actos disparatados y humillarse para conseguir el afecto de un hombre. Y muy superficialmente la serie comienza así. Pero ya cuando termina el primer capítulo queda claro que esto es una parodia y una deconstrucción de las comedias románticas y los tropos que han alimentado a generaciones por años, arrancando por el cliché de la ex loca. Lo que es mejor aún, es que Crazy Ex-Girlfriend es como un caballo de Troya: cuando creíste que habías recibido algo resulta que adentro hay una sorpresa.

La mayor fortaleza de esta serie (y miren que tiene varias) es el trato que le da a la salud mental. Rebecca sufre de un trastorno mental. Sin embargo, eso no la define como persona. Es inteligente, talentosa, tiene amigos e intenta hacer las cosas bien aunque más de una vez se equivoque. Y ahí está el truco. Rebecca no es intachable, no es una santa, es compleja. Como lo son los otros personajes del programa. Como lo son las personas. De esta forma es sencillo empatizar con ella y  que sintamos compasión, algo que en otras series es difícil de encontrar cuando se trata de personajes con algún tipo de enfermedad mental.

A su vez, muestra cómo es afrontar y vivir con un trastorno. No es algo vaya a ser curado de un día para el otro con unas pastillas y ya ni tampoco significa que no hay futuro. Es un viaje, donde el desafío está en aceptar la condición y aprender a convivir con ello, con la ayuda del apropiado tratamiento médico y el apoyo de nuestros más cercanos. Todo esto mientras se deja en evidencia lo importante que es recibir acompañamiento terapéutico en general, no solo para quienes poseen alguna enfermedad mental, y se desestigmatiza el hecho de tomar antidepresivos cuando es necesario (no es hacer trampa y es más común de lo que se cree).

Como si todo lo que mencioné antes no fuera suficiente, Crazy Ex-Girlfriend es extremadamente divertida, posee un abanico de personajes diversos, tanto en etnias como en orientación sexual, trata múltiples temáticas como el impacto que tienen los padres y sus formas de crianza en el moldeamiento de la personalidad de sus hijos, la sexulidad femenina y la necesidad de quitarle el tabú a aspectos relacionados al sistema reproductor, e incluye algunas de las mejores canciones cómicas que van a oír en su vida.

En un mundo donde se siguen realizando productos que continúan repitiendo el mensaje de que estar en pareja es la única forma de ser feliz y si estás “roto/a” es responsabilidad de la otra persona “arreglarte”, Crazy Ex-Girlfriend es una bocanada de aire fresco, con una tesis directa y concreta: “Nadie nos va a dar aquello que buscamos y completarnos, ser nuestra media naranja. La base de todo es aprender a llevarnos bien con nosotros mismos y saber cuándo pedir ayuda”.

Un comentario sobre “Series y salud mental

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s